“Andalucía a su alcance…”

Gastronomía y etnología:


La Subbética Cordobesa es una tierra con una importante gastronomía tradicional, rica mezcla de costumbres y sabores.

En este marco, la gastronomía supone una oferta más con la que el viajero puede comprobar las bellezas de una tierra cargada de peculiaridades, girando en torno al aceite de oliva de calidad en toda la región, así como a las matanzas caseras de cerdo con sus derivados, especialmente el chorizo y la morcilla de cebolla.

Mención especial merecen los siguientes platos tradicionales: el revuelto de espárragos y collejas, el salmorejo, el pisporrete, “las papas a lo pobre”, los flamenquines, las migas o las “naranjas picás en aceite”.

Los dulces están presididos por las bizcotecas de Cabra, el turrrolate de Priego y como no, por los mantecados, y dulces de Navidad de Rute.

Pero la gastronomía de la zona nos depara también unos vinos de reconocido prestigio como el de denominación de origen Montilla-Moriles, así como los afamados anises y licores de Rute, que reciben al visitante con su embriagante aroma.
Bajo la denominación de Parque Natural de las Sierra Subbética, el Hotel Maria Luisa se encuentra en el epicentro de éste espacio de gran riqueza ecológica y paisajística.

La sierra de Cabra, con su cima más alta conocida como el Picacho o el “Balcón de Andalucía”.
Nacimiento del Río de la Hoz: Conocido popularmente como "Salsipuedes" debido a la formación en el mismo de grandes gargantas con meandros en la caliza y en las dolomitas.
Pantano de Iznájar: Es el embalse más grande de Andalucía y está a tan solo diez minutos del hotel.

Nacimiento de Zambra: Manantial en el que se embotella la famosa agua mineral de Zambra.

Encina milenaria: Declarada Monumento Natural por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, se ubica en la aldea Ruteña de Llanos de Don Juan.

GR7: La Ruta de Gran Recorrido denominada GR7, discurre por toda la parte meridional de Europa, teniendo su inicio en Atenas y el final en Algeciras.

El viajero llegado a estas tierras atravesara sierras de gran importancia geológica, con paisajes contrastados y bellos que ofrecen características muy especiales para los afortunados visitantes.

La riqueza histórica-artística de la Subbética nos depara los siguientes itinerarios que tienen como hilo conductor, el Barroco y la Arqueología.


Ruta del Barroco:

Este periodo es el triunfo artístico de las formas. Templos y edificios se recubren de decoración. Cabe destacar la parroquia de la Asunción (Priego), y la iglesia de San Mateo (Lucena).




Ruta de la Prehistoria

Son ejemplos destacados; la Cueva de los Murciélagos (Zuheros), los Mírmoles, Cholones y la Murcielaguina (Priego), así como los yacimientos de el Castellar (Almedinilla), la Mesa ) Fuente Tójar), el Ladeón ( Doña Mencia) y Fuente del Rio (Cabra).




Ruta de los Íberos y Romanos:

Del periódico ibérico son destacables, el cerro de la Cruz en Almedinilla y el cerro de las Cabezas en Fuente Tójar. Del periodo romano destacamos la villa romana del Ruedo en Almedinilla y la Mitra en Cabra.




Ruta de Cristianos y Musulmanes:

La edad media es la etapa que mejor refleja el carácter fronterizo de la zona. Fruto de ello son los numerosos castillos y atalayas.

Además puede diversificar aun más sus opciones culturales, pues a tan sólo una hora del hotel, se encuentran ciudades como Córdoba, Málaga, Granada y Jaén.

Y es que la Subbética es una oferta de ocio para aquellos que crean que unas vacaciones son algo más que sol y playa, y sean buscadores de un intercambio sociocultural que estas tierras seguro que les proporcionarán en todos los sentidos.